viernes, julio 28, 2006

Hoy se reinaugura la Plaza Miguel Abuelo

http://www.clarin.com/diario/2006/07/28/laciudad/h-04340.htm

Inauguración
Hoy a las 19.30 el Ministerio de Cultura porteño inaugurará la plaza caracterizada Miguel Abuelo (Santa Fe y Dorrego, estación Carranza), en homenaje al líder de "Los Abuelos de la Nada". Estará Palo Pandolfo, entre otros artistas.

-----------------------------------------------------------

http://www.10musica.com/interior/noticia.php?idx=2687

El viernes 28 de julio a las 19 hs. se reinaugurará la Plazoleta Miguel Abuelo, ubicada sobre la Estación Carranza de la línea D de Subterráneos, con un pequeño acto y la inauguración de una muestra.

Las tapas de la discografía de Miguel pintadas en carteles, las esculturas de Los Abuelos de la Nada, la semblanza de Miguel, poesías completas y frases pintadas en bancos de plaza y la realización de un mural serán algunas de las obras que se podrán disfrutar en la exhibición, gracias a las refacciones en la plazoleta llevadas a cabo por la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires.

La reinauguración quedará oficialmente sellada con un acto público con funcionarios del Gobierno de la Ciudad.

Norma Peralta, acompañada por la banda Clavos sin Cabeza, realizará un set acústico durante el evento.

Además, se podrá visitar la Fundación Miguel Abuelo que desde ahora tendrá su propio espacio en un centro cultural abierto en la misma plazoleta.

Miguel Abuelo fue una de las figuras clave para el desarrollo del rock nacional en la década de los ’80 junto a Los Abuelos de la Nada. El cantante fallece el 26 de marzo de 1988.

-------------------------------------------------

http://www.buenosaires.gov.ar/areas/cultura/noticias/?modulo=ver&idioma=es&item_id=3&contenido_id=13465

Un homenaje a Miguel Abuelo en Santa Fe y Dorrego.

Buen día, día Miguel

Mañana viernes será inaugurada la plaza que homenajea la memoria de uno de los grandes personajes de la música nacional del siglo XX.

La plaza está ubicada en la esquina de Santa Fe y Dorrego, en “su” barrio, Palermo.

El estado porteño se suma así a la celebración de los 40 años de historia, mística y canciones del rock argentino.Mañana, desde las 19.30 hs., en Av. Santa Fe y Dorrego (Estación Ministro Carranza de la Línea D de Subterráneos), el Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad llevará a cabo la inauguración de la Plaza Caracterizada “Miguel Abuelo” (1946-1988), en homenaje a uno de los nombres más importantes de la historia del rock argentino, poeta, compositor y trotamundos, fundador de Los Abuelos de la Nada.

Por eso es que, al mismo tiempo, esta inauguración se ubica como una actividad conmemorativa del aniversario que se cumple durante 2006: los 40 años del rock nacional, tomando como fecha de partida 1966, con la edición de la canción “Rebelde”, primer simple del primer grupo de rock en español con integrantes argentinos, denominado Los Beatniks. Tiempo después, apareció en escena Abuelo, que se convertiría en una personalidad insoslayable de aquel movimiento incipiente y, luego, una animador central de la década del ochenta, el de la explosión del rock nacional a la cultura de masas.

En la oportunidad, se realizará un acto en el que Pablo Fogo, sobrino del homenajeado y presidente de la Fundación Miguel Abuelo (entidad de bien público que apunta a mantener viva la imagen, su obra y legado, fomentar la cultura popular y brindar información preventiva sobre HIV/SIDA) será el principal orador.

Además, está previsto un cierre con show musical: un tributo a cargo de músicos invitados, todos ellos exponentes destacados de la escena musical local y relacionados con la trayectoria del músico y poeta.

Las modificaciones y acciones que se desarrollaron en este espacio público del barrio de Palermo, otro lugar recuperado como parte del proyecto “Plazas Caracterizadas”, incluyen el mejoramiento integral de la plaza, la caracterización de los bancos, la construcción de murales temáticos, la exhibición de cartelería discográfica de Los Abuelos de la Nada y el armado de un escenario en miniatura con la banda.

Miguel Abuelo y su estela artística se merecían este homenaje de la ciudad en que desde hace tiempo es un mito.

EL PERSONAJE

Miguel “Abuelo” Peralta nació el 21 de marzo de 1946. Inició su carrera como músico folclórico, en compañía de su hermana Norma, también intérprete del género.

Miguel fue uno de aquellos pioneros del rock nacional que se reunían en La Cueva, como Litto Nebbia, Tanguito, Moris y Javier Martínez, entre otros.

En 1967 formó Los Abuelos de la Nada, utilizando un nombre extraído de una obra de Leopoldo Marechal.

Esta primera etapa de la que sería la gran banda de su vida concluyó cuando en 1971 viajó a Europa y se radicó en Francia.

Allí editó varios discos, entre los cuales se destaca Miguel Abuelo et Nada, casi un incunable de la historia del rock argentino.

En el Viejo Continente –vivió también en España– llevó adelante una vida de aventura y excesos que agigantaron su leyenda en la Argentina.

Volvió en 1981 y armó otros Abuelos, con Cachorro López, Gustavo Bazterrica, Daniel Melingo, Polo Corbella y un joven Andrés Calamaro.

Con esta banda, que registró luego varios cambios de formación, grabó cinco discos entre 1982 y 1986. Los Abuelos llenaron teatros y estadios, vendieron miles de discos y dejaron como legado una serie de canciones inolvidables (“Mil horas”, “Himno de mi corazón”, “Lunes por la madrugada” y “Costumbres argentinas”, entre ellas).

Paralelamente, Miguel grabó el disco solista Buen día, día (1984), exponiendo una faceta más intimista y jugada: el largo poema-canción que da nombre al disco es una buena muestra de ello. Una vez disueltos Los Abuelos de la Nada, denominó a su nuevo grupo Miguel Abuelo en Banda, pero esta formación tuvo una corta trayectoria.

Murió, víctima del HIV, el 26 de marzo de 1988. Dejó una obra musical y poética para recordar por siempre.

PLAZAS CARACTERIZADAS

El proyecto “Plazas Caracterizadas” se pensó con el objetivo recuperar espacios públicos para brindar homenaje a hombres y mujeres de Buenos Aires con trayectorias vinculadas con la cultura ciudadana. Los antecedentes se remontan al 11 de julio de 2004, cuando se concretó la caracterización de la Plaza Enrique Santos Discépolo (Av. La Plata y Cobo).

Durante ese año, se continuó con la caracterización de otros espacios públicos con la participación de fileteadores, muralistas y realizadores, y el trabajo conjunto con diferentas organizaciones vecinales. En agosto, se caracterizó el Paseo Polaco Goyeneche en el barrio de Saavedra, con la consigna “Polaco de Todos”. En 2005 se realizaron tres intervenciones.

El 18 de mayo se llevó a cabo en Perú y Chile la caracterización de la Plaza Rodolfo Walsh, y el 21 de agosto, Mafalda, el entrañable y universal personaje de Quino, tiene su plaza propia, ubicada en la manzana delimitada por las calles Concepción Arenal, Gral. Enrique Martínez, Conde y Santos Dumont, en Colegiales. Finalmente, el día en el que hubiera cumplido 100 años, el maestro Osvaldo Pugliese tuvo un merecido homenaje en su barrio, Villa Crespo: el 2 de diciembre se caracterizó el espacio ubicado en las intersecciones de las calles Luis María Drago, Av. Corrientes y Scalabrini Ortiz.

Los barrios porteños y Miguel Abuelo

MIGUEL BUENOS AIRES
Por Juanjo Carmona (*)

Los poetas embellecen las ciudades con sus palabras, con su actitud romántica de vivir cada rincón y cada esquina de un modo distinto.

Miguel Abuelo fue, desde su más tierna edad, un vagabundo sin fronteras que con los años forjó su alma de poeta y reflejó los matices de esta vida con la precisión de los grandes.

Fue un creador de cielos abiertos, y ésa es la razón principal por la que a mediados de los ‘90 un grupo de fans salió a juntar firmas para que una plazoleta de esta ciudad lleve su nombre.

Porque fue en una plaza de Buenos Aires (Plaza San Martín) donde nació “La niña verde”, una de sus primeras canciones, que más tarde se transformaría en la hoy célebre “Diana divaga”, uno de los temas fundacionales de nuestro rock nacional.

También, en el arenero de otra emblemática plaza (Francia), a pocas cuadras de allí, entre hamacas y toboganes, reclutaría a los músicos para formar Los Abuelos de la Nada versión 68.

Pero hay muchas otras historias de Miguel y Buenos Aires, historias desconocidas que incluso son anteriores a que su nombre cobre notoriedad.

De pequeño, cuando vivía con su familia en Munro, solía aprovechar al máximo cada centímetro de su barrio, hasta que le quedo chico y probó suerte con el fútbol en el gran potrero de Parque Saavedra.

El boxeo lo traería hasta Colegiales; su voz de baguala a las peñas del Abasto y su curiosidad como actor lo dejaría en plena calle Corrientes. Enamorado del centro, se fue a vivir a una pensión donde germinaban los primeros acordes del rock cantado en castellano. El centro le dio nuevos amigos con quien salir a descubrir los rincones de la Ciudad, el país y el mundo.

En aquellos sesenta, las calles de noche le pertenecían.

Las mesas de La Perla de Once, La Paz y La Giralda los vieron incendiarse de ideas y melodías. Los balnearios del río y las plazas los encontraban siempre al amanecer.

Miguel tenía una fascinación especial por la avenida de Mayo y sus cúpulas; osaba colarse tras coimear algún portero para poder subir a las azoteas de los edificios y, sin despertar a las palomas, contemplar las magnificas construcciones que desembocaban en la gran cúpula madre del Congreso.

Éstas son sólo algunas postales de este poeta vagabundo, referente de una generación que intentó cambiar las reglas de los ‘60, que debió exiliarse para sobrevivir en los 70 y que vivió el desenfreno de los 80 con una alegría contagiosa. La vida de Miguel Abuelo está íntimamente ligada a Buenos Aires, una ciudad que al igual que Madrid, Barcelona, París y Londres conoció sus sueños callejeros de noches estrelladas y cielos abiertos.

En la década del 80, cuando el vagabundaje artístico producto del autoexilio era cosa del pasado y los militares volvían a los cuarteles, Miguel regresó a la Argentina para quedarse y descubrir nuevos espacios donde dar rienda suelta a sus ideas y así encontrar la felicidad. Su lugar en el mundo, tras mucho andar, fue el barrio de Palermo, un sitio que estaba lejos de poblarse de turistas y de cargar con apellidos como “Soho” y “Hollywood”.

Pocas cosas tenían más sentido para él que refugiarse a pensar en el Jardín Botánico, comer con amigos en el club Eros, beber y ensayar en la Esquina del Sol y comprar libros usados en los puestos frente a la Sociedad Rural.

Miguel Abuelo fue un ciudadano del mundo, un ser cosmopolita que sintió las calles de Buenos Aires como propias y por eso las eligió para quedarse.

(*) Autor de El paladín de la libertad, biografía de Miguel Abuelo y Los Abuelos de la Nada recientemente publicada por Conexión Tierra. http://www.conexiontierra.com.ar/
Publicación: 27 de julio de 2006

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Keep up the good work. thnx!
»

fotolog mail radio fotolog




Oye Niño
T
odo lo que ata es asesino

El programa de radio de la
Fundación Miguel Abuelo

Sábados de 13 a 15 HS

www.radioatomika.com.ar




4713-1067
TELEFONO ATOMIKO


Oye Niño (Todo lo que ata es asesino), el programa de radio de la Fundación Miguel Abuelo, todos los sábados de 13 a 15 HS por radio Atómika www.radioatomika.com.ar
 que sale por Internet para todo el mundo.

Oye Niño (Todo lo que ata es asesino) propone conocer y repasar la vida y obra del gran poeta del rock y emblema cultural, Miguel Abuelo, a través del recorrido de sus canciones, poesias, entrevistas, y de los testimonios de aquellos que lo vivieron de cerca.
Además de comunicar las actividades y propuestas de la Fundación Miguel Abuelo, organismo que continua en múltiples experiencias la filosofia de Miguel.


PROGRAMA NUMERO 2

»REPORTAJE: Charlamos con Miguel Grinberg

»SECCIÓN "LA FUENTE DE LA UNIÓN": Nos visita la banda Boas Teitas quienes versionaron el tema Diana Divaga de los Abuelos de la Nada



»BLOQUE INSTITUCIONAL:
Presentacion de la ciudad cultural Miguel Abuelo San Martin


Oye niño no te dejes
haz tu cabeza estallar.
Oye niño no seas tonto
haz tu cabeza estallar.

Todo lo que ata es asesino
todo lo que ata no es la paz.
Oye niño ya no corras
no me quieras ganar.

Cuando mi nombre ya no exista
verás qué velocidad.
Ya arroja tu armadura
ser el aire no es pensar.

Todo lo que ata es asesino
todo lo que ata no es la paz.
No hay camino hasta tu suerte
Nadie te puede ayudar.

( Oye Niño, Miguel Abuelo)